You are here
Home > Colombia > 5 años en Marcha por la Paz

5 años en Marcha por la Paz

Por: Redacción APA

Hace 5 años, Colombia vio nacer al Movimiento Político y Social Marcha Patriótica.

Una larga historia acompaña a este Movimiento Político, del que se dice nació oficialmente el 20 de julio de 2010, con la movilización que se realizó en Bogotá por el Bicentenario.

Grandes conquistas, pero también muchos sin sabores; han marcado el paso de este movimiento, sin sabores que con amargura fueron apareciendo con el oscuro rostro de cada asesinato o desaparición de quienes alguna vez hicieron parte de “Ese gran sueño de cambio y Paz para Colombia, el de una segunda y definitiva independencia”, como suelen exponer los líderes de Marcha Patriótica al recordar a quienes ya no están.

El camino apenas iniciaba en el 2012, cuando más 100.000 hombres y mujeres campesinos, afrodescendientes e indígenas llegaron a la plaza de Bolívar, para realizar el lanzamiento de este movimiento político, que alberga más de 2.000 organizaciones; y que para ese entonces se le empezaba a reconocer como la nueva izquierda colombiana.

Sin embargo, este movimiento aún no había nacido y ya estaba siendo estigmatizado. Políticos de derecha y altos mandos del gobierno, no escatimaban en decir, como lo afirmaban con la exterminada Unión Patriótica (UP), que este nuevo movimiento era el brazo político de las FARC.

Estas afirmaciones, fueron haciendo eco en los medios de comunicación y con estos señalamientos se vio llegar a las regiones colombianas la oscura noche.

Desapariciones, judicializaciones y cientos de asesinatos, empezaron a enlutar a la Marcha, pues según las cifras que maneja la organización, solo en 2012, cuando hasta ahora nacía el movimiento, ya habían sido asesinados 48 líderes y al menos 300 eran judicializados.

Con el paso del tiempo, las cifras fueron aumentando, y pese a que en varias oportunidades los voceros nacionales denunciaron los casos y pidieron garantías al gobierno nacional para ejercer la oposición, la respuesta siempre fue el silencio. Debido a esto, sus dirigente anunciaron al país que iban a disolver el movimiento para evitar una tragedia con la Marcha Patriótica, que repitiera el exterminio a sangre y fuego de la UP.

No obstante, los militantes de Marcha afirmaban que, en memoria de quienes fueron dejando un vacío en el camino, la esperanza de contribuir a las transformaciones y a la búsqueda de la Paz con Justicia Social seguía siendo su bandera, por esto, y ante las adversidades de represión y estigmatización, las y los campesinos, afrodescendientes e indígenas de cada rincón del país se fortalecían para aportar desde sus territorios un cambio y con esto, exigir al gobierno nacional que se buscara una salida negociada del conflicto, que les permitiera gozar de sus derechos y despertar en una Colombia con esperanza y sueños para construir un nuevo país, en el que el ruido de las bombas fuera cambiado por el melodioso sonido del campo, porque Colombia necesitaba de una vez por todas un nuevo amanecer.

Esa misma fuerza con la que emprendieron la idea de incidir en el espacio político del país, fue la que llevo a miles de campesinos, afros e indígenas a movilizarse por todos los rincones de Colombia, reclamando sus derechos, exigiendo al estado dar los mínimos vitales a quienes por años habían sido olvidados (Los campesinos). Pero también pidiendo a la insurgencia de las FARC y al Gobierno nacional, que se le diera una salida dialogada al conflicto armado y social que durante años había azotado el campo, y que había dejado miles y miles de víctimas, no solo guerrilleros y soldados, también niños, mujeres y colombianos que como única culpa tenían haber trabajado durante años la tierra.

Esta ha sido su más grande conquista, haber estado presente en los diálogos de Paz, y haber aportado desde el movimiento social grandes propuestas para la construcción de la Nueva Colombia, que no solo atañe a los campesinos, sino que aunque algunos quieran decir no, pertenece a todas y todos.

Hoy, cuando la cifra de líderes asesinados de este movimiento haciende a los 130; la Marcha Patriótica sigue pidiéndole al Gobierno Colombiano, garantías para ejercer su derecho a la oposición, y siguen exigiendo que los casos sean investigados , para que se de una respuesta al país del porqué es tan difícil pensar diferente en un país que se mofa de ser “Democrático”.

Finalmente, el movimiento Político y Social Marcha Patriótica cumple 5 años de su existencia, y a pesar de el viacrucis vivido, hoy dicen tener más dignidad que nunca, pues esta a sido su bandera “Celebramos que somos los hijos e hijas de la Colombia profunda que sobrevivió a la guerra y le apuesta a la reconciliación nacional, a pesar de que más de 130 compañeros, han sido asesinados trabajando por la paz.

Porque somos memoria y semillas de sus semblanzas, la promesa es que serán más 5 Años En Marcha recordando su legado”

 

 

 

 

 

 

 

Similar Articles

Deja un comentario

Top